Archivo Shishapangma

 EXPEDICIÓN SHISHA PANGMA 2010

 Salí el 10 de abril de Bilbao dirección Katmandú con la intención de subir a la cumbre principal del Shisha Pangma, reuniéndome con los compañeros con los que iba a compartir permiso de ascensión a la montaña.

El primer imprevisto lo tuve cuando los petates no llegaron al aeropuerto. Después de 24 horas los localizaron y los llevaron al hotel.

Continuamos viaje y fuimos a Kodari, frontera entre Nepal y China, pasando el Puente de la Amistad. En esa misma jornada fuimos hasta Nyalam que está a 3800 metros de altitud. Pasamos 3 noches y aclimatamos en un par de montes de 4600 y 5000 metros.

De allí vamos al campo base chino a 5000m. donde estaremos dos días y seguiremos con nuestra fase de aclimatación.

Aquí tuvimos problemas con el tema de los yaks, ya que querían que pagásemos 1200 euros más por 7 yak extras, ya que nos decían que nos pasábamos del peso que podíamos llevar. Según el oficial chino, los yaks sólo podían llevar 40 kilos en esta época y en septiembre 60 kilos. Decidimos dejar cosas allí y después de un rato de negociación con el oficial chino conseguimos subir todo el material al campo base avanzado dos días más tarde.

Subimos hasta 5.400m. y allí pasamos noche para al día siguiente, 20 de abril, tras 2 horas de marcha, por fin llegamos al Campo Base Avanzado del Shisha Pangma a 5.650 metros, donde estaré viviendo durante un mes.

Ya había alguna expedición de las ocho que durante esta temporada hemos compartido esta montaña.

Va pasando el tiempo y el viento está presente todos los días y con mucha fuerza.

Comenzamos haciendo un depósito de material al final de la morrena, que al principio me va a llevar 3 horas desde el campo base, más adelante lo haré en dos.

El recorrido desde el campo base avanzado hasta el campo 1 es bastante largo, tardamos 8 horas entre pasar la morrena, el laberinto de penitentes y la pala final, que es donde realmente se coge altura. El C.1 se sitúa a 6.400 m. Aquí montaré la tienda y hay que tener mucho cuidado ya que hay muchas grietas por los alrededores; fuí a sacar una foto y me metí hasta la cintura en una grieta, ¡me llevé un buen susto!

Al día siguiente subiremos a montar el C.2 que se encuentra a 6.800 metros. Debemos pasar un plató con varias grietas pequeñas y después de remontar una fuerte pendiente de 100 m. pasaremos una gran grieta transversal para continuar por una pendiente de unos 40º hasta llegar al collado. De aquí hasta el lugar donde montaré la tienda tendremos unos 10`. Pasaré una noche allí. El día 30 de abril nos bajamos al C.Base a descansar.

A partir de aquí, pasaremos 12 días sin poder movernos del C.Base; el tiempo no nos acompaña y aunque no caen grandes nevadas (sólo nieva copiosamente cuatro días), el viento es fortísimo. Según la meteo de Edurne, de los alemanes y de los italianos, en la cumbre anunciaban vientos de 70 a 100 Km/h todos los días.

Después de esperar durante varios días una ventana de buen tiempo, por fin anuncian que el día 13 hay posibilidad de hacer cumbre. Preparamos todo lo necesario para subir y hacer el ataque a cumbre y cuando ya estamos con las mochilas listas, cambian los pronósticos y ahora se habla de que la ventana de buen tiempo se atrasa para el día 17 ó 18 de mayo.

A mi y a la gente de mi expedición se nos acababa el permiso ya que el día 19 debíamos salir del campo base. Nuestro pensamiento en esos momentos es que esta montaña no nos quiere dar una oportunidad, ni siquiera hacer un intento a cumbre; la verdad es que hay algunos momentos de desesperación e impotencia.

Los alemanes no hacen mucho caso de las predicciones, ya que se les acababa también el permiso para estar allí, hacen un intento a la desesperada y se tienen que bajar cuando intentaban subir al C.3. Debido al fuerte viento no pueden ni avanzar; bajan agotados.

Yo decido tener calma y paciencia y esperar esa ventana de buen tiempo anunciada, aunque luego tengamos que salir casi corriendo.

El día 12 subo con una compañera al Kungu Ri de 6200 m. un monte de piedra suelta al que se sube bastante rápido y que tiene unas vistas muy buenas de la vertiente noreste del Shisha Pangma.

El día 13 llegan a la cumbre central un austriaco y su porteador y un japonés con sus porteadores. A la cumbre principal todavía no ha subido nadie.

El día 14 por fin salimos casi todos los que estamos en el Campo Base para el C.1 con muchos nervios ya que no sabíamos como iban a estar las tiendas de ese campo y las del 2, ya que llevábamos 13 días sin subir a esos campos y con el viento que habíamos tenido, no sabíamos si las tiendas habrían aguantado.

Llegamos al C.1 con una gran ventisca, pero vemos que las tiendas han aguantado aunque están cubiertas por gran cantidad de nieve; nos cuesta más de media hora limpiarla; una vez conseguido nos metemos en la tienda e intentamos descansar.

Al día siguiente subimos al C.2, tardamos unas 5 horas y al llegar observamos muy contentos que la tienda ha aguantado muy bien los embites del viento.

El día 16 salimos del C.2 después de desmontar la tienda y subimos hacia el C.3 que se encuentra a unos 7.300m. Después de cruzar los 3 km. de plató nos damos cuenta que es tarde y tenemos por delante una pala de nieve y mixto de 300 m. para llegar al C.3 y llevamos una mochila considerable y apenas hemos aclimatado por lo que nuestro grupo decide montar un C.2 avanzado y dormir allí a 7.000m.

El resto de la gente sube hasta el C.3; algunos suben bien pero otros sufren bastante subiendo y pasan mala noche.

Nosotros decidimos que esa noche saldríamos 2 horas antes y así coincidir con el resto de los grupos para intentar la cima.

A la 1 de la mañana (hora nepalí) del día 17 de mayo suena el despertador, hace muchísimo frío y tenemos la tienda llena de hielo. Toca desayunar, vestirse y coger todo lo que vamos subir. A las 2 de la mañana Isa y yo ya estamos con los crampones puestos y preparados para subir; hace mucho frio (-30º) no se puede estar parado por lo que comenzamos a subir buscando el camino y abriendo huella; un poco más tarde sale el resto del grupo, Juanra, Jose Luis, Pepe, Jauma y Jorge.

Llegamos al C.3 sobre las 4 de la mañana y todavía la gente no se ha levantado. Alex Txikón nos acoge en su tienda porque hace muchísimo frío y viento. Aguantamos en el ábside de la tienda hasta el amanecer, cuando el grupo grande decide salir para cumbre por la llamada ruta de Iñaki.

Salimos Pepe. Isa y yo y al cuarto de hora el grupo de Edurne nos adelanta. Tenemos que hacer una travesía larga con nieve más bien dura hasta llegar a dos grietas transversales en las que nos encordamos. Después hay que bajar un tramo donde se pierden unos 100m. de altura; aquí la nieve es más blanda y nos hundimos bastante más. En ese recorrido pasamos por debajo de varias barreras de seracs que cuelgan a nuestra derecha. El pensamiento de todos es que ójala ese día no se rompa ninguno.

Después de cruzar esta zona llegamos a un corredor ancho donde comenzamos a subir a derecho, primero pasamos una pequeña rimaya, en donde hay bastante nieve acumulada, aquí cuesta bastante más abrir y seguir la huella.

Una vez superado ese tramo comenzamos una ladera menos expuesta a la caída de seracs y de piedras; en esa zona la nieve estaba un poco más dura y la pendiente sería de unos 50º. El grupo progresaba bastante junto. A la altura del espolón rocoso a 7.600m. la nieve se transforma y es bastante costra por lo que comienzan a caer bastantes trozos de nieve dura, lo que hace que tengamos que tener mucho cuidado que no nos pegase un trozo grande y provocarnos una lesión.

Por fin llegamos a la arista desde donde podemos ver la salida de la “vía británica” de la cara sur. ¡Impresionante el embudo de salida de esa vía de 3000m.).

Ya en la arista, que es muy afilada, vamos avanzando paso a paso durante un buen rato, menos mal que hoy el viento es menos fuerte que otros días, sino sería muy difícil y muy peligroso el avanzar.

Por fin, sobre las 11,30 hora nepalí, llegamos a la Cumbre Principal del Shisha Pangma, justo cuando Edurne y su equipo van a comenzar a bajar. Es la primera vez que unas mujeres españolas (Edurne e Isabel) suben a esa cumbre principal. Nos damos la enhorabuena, abrazos, besos y unas fotos y sin tardar mucho decidimos bajar. Llegamos al C2 avanzado sobre las 17 horas.

El día 18 toca recoger todo y desmontar los tres campos de altura. Llegamos al campo base a las 18 horas, muy cansado debido al peso que llevo, ya que al no llevar porteadores de altura debo bajarlo yo todo.

Al día siguiente, toca recoger todo, hacer los petates con todo el material y desmontar parte del Campo Base. Por la tarde se pone a nevar y se hace muy dura la jornada, además hemos desmontado todas las tiendas individuales para al día siguiente salir lo antes posible, y debemos dormir todos juntos en la tienda comedor.

Madrugamos mucho para salir hacia el campo base chino, el tiempo es malísimo, mucho viento, frío y nieve. Nos cuesta mucho terminar de desmontar el campamento debido al intenso frío. Después de 4 horas de marcha llegamos al C.B. chino, donde nos recogen los todo terrenos para salir hacia Kodari, donde pasaremos la frontera China (que ya estaban cerrando) y ya en Nepal nos recoge el autobús que nos llevará a Katmandú. En el mismo día pasamos de estar en el campo base del Shisha a 5.700m. y a 12º bajo cero a estar en Katmandú a unos 800m. de altitud y 25º de temperatura.

Llegamos sobre las 21:30; la jornada ha sido muy larga y estamos agotados pero siempre queda un poco de fuerza para celebrar el éxito de la expedición.

Queremos agradecer a nuestros colaboradores Trangoworld, Caja Círculo, Calcetines Mund, Wind e Isdin la ayuda prestada a la expedición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s