Subiendo al C1 5.650m avanzado

Después de pasar una noche de perros por el viento, nos levantamos a la mañana siguiente con muchísimo frío pero un cielo totalmente despejado, ideal para ir a cumbre.

¡¡Por fin vemos el LLullaillaco 6.739m!!

¡¡Por fin vemos el LLullaillaco 6.739m!!

No sabemos nada del conductor y su sobrino, lo único que hemos oído toda la noche es el motor encendido del todoterreno. Nos asomamos justo cuando comienza a darnos el sol en la tienda, y allí está Carlos con su agradable sonrisa dándonos los buenos días. una sonrisa que no os podéis hacer a la idea.

¡¡Buenos días!!

¡¡Buenos días!!

Nos dice que todavía tenemos que subir casi una hora, pero que el filtro está congelado y tendremos que esperar un ratito a que se descongele.

Nada mas que se vaya el sol aquí no hay quien pare.

Nada mas que se vaya el sol aquí no hay quien pare.

Mientras tanto recogemos la tienda y sacos y después nos ponemos en marcha de nuevo en busca del campo base del Cementerio Inca.

Al cabo de un rato de arrancar, Carlos se da cuenta que el coche no va bien y decide parar, quitar el filtro y hacer una pequeña fogata con la poca hierba que hay para calentar el filtro… casi lo mete dentro.

Una fogata en medio de la nada.

Una fogata en medio de la nada.

Después de unos cuantos rodeos conseguimos llegar hasta el campo base. ¡Vaya aventura, sólo el llegar hasta aquí! Son 200km salvajes, muchos tramos sin pista y otros por los que es difícil pasar ya que hay pequeños y grandes neveros que se forman en esta época del año y por los que no puede pasar ni el todoterreno. ¡¡¡Menos mal que llevamos al mejor chófer de la zona!!! Siempre se las ingenia para buscar otra ruta alternativa. Se puede decir que media montaña se la debemos a Carlos, sin él no hubiéramos podido llegar aquí, ni queriendo.

Estamos como para ir al Paris-Dakar jaja ¡¡Carlos si!!

Estamos como para ir al Paris-Dakar jaja ¡¡Carlos si!!

Cuando llegamos al Cementerio Inca, Carlos habla por radio con Doña Carmen (de Tolar Grande) y nos confirma que en tres días vuelve a buscarnos a eso de las 12 del mediodía.

Desayunamos los 5 un poco de embutido con pan y nos despedimos. A ellos les queda todavía un largo trayecto por recorrer de vuelta a casa. A nosotros también…

Donde nos deja el todoterreno dejamos un depósito con algo de líquido y comida para cuando bajemos.

Preparando el material y el deposito en el Cementerio Inca casi a 4.900m

Preparando el material y el deposito en el Cementerio Inca casi a 4.900m

Nuestra idea es montar solo un campo a 5.650m y no dos, como es lo habitual aquí (uno a 5.400m y otro casi a 6000m).

Estamos solos en la montaña, con la casa más cercana a 200km. y con pocas posibilidades de salir de allí si no vienen a buscarnos. Será de las montañas en la que más sensación de abandono y soledad he tenido.

Hacemos una pequeña ofrenda a la Patxamama para que nos cuide en la montaña.

Hacemos una pequeña ofrenda a la Patxamama para que nos cuide en la montaña.

Vamos siguiendo pequeños hitos y restos de senderos, hasta que llegamos a una zona donde hay un par de bloques grandes, y haciendo una buena base podríamos montar la tienda protegiéndonos un poco del viento y atarla a los bloques para asegurarla mejor. La jornada de hoy no ha sido muy larga en cuanto a pateo se refiere pero intensa en experiencias y emociones vividas. Ahora toca ir a buscar un poco de nieve limpia por ahí, porque en esta montaña no baja agua por ningún lado.

El volcán  de las pedreras

El volcán de las pedreras

Voy camino del Llullaillaco ieah

Voy camino del Llullaillaco ieah

Mientras subíamos hemos visto algún resto de la época inca, con maderas que todavía se conservan.

Pequeños neveros de nieve dura.

Pequeños neveros de nieve dura.

Impresionante las nubes con el fuerte viento.

Impresionante las nubes con el fuerte viento.

Como engañan aquí las distancias.

Como engañan aquí las distancias.

¡¡Cuando aprenderé a ir sin mochila!! Voy a empezar con el Skyrunning mallita y riñonera jaja

¡¡Cuando aprenderé a ir sin mochila!! Voy a empezar con el Skyrunning mallita y riñonera jaja

Estamos muy contentos por poder estar aquí (¡con todo lo que nos ha costado!) pero a la vez los 3 estamos preocupados por todo lo que nos queda por hacer en la montaña.

Fijamos bien la tienda para que no se la lleve el viento.

Fijamos bien la tienda para que no se la lleve el viento.

¡¡Joer que frio hace en estas montañas!!

¡¡Joer que frio hace en estas montañas!!

De esta forma nos vamos los tres y la mascota Chañi a dormir. Hemos puesto el despertador a las 4 de la mañana y no sabemos que nos deparará el día siguiente…

¡¡Nervios!! Tantos años esperando a realizar este sueño.

¡¡Nervios!! Tantos años esperando para realizar este sueño.

Un saludo

David, Isa y Rober

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inicio. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s