3 jornada Cumbre del Quehuar 6.130m

Cuando la noche más oscura está, suena de nuevo el despertador. ¡¡Uff!!

¡No puede ser ya la hora!… Pues si, arriba que hoy se presenta una etapa larga.

Nos organizamos bastante bien dentro de la tienda y salimos como muy rápidos para arriba.

Buenos días amigos.

Buenos días amigos.

Sopla viento fuerte y la sensación térmica tiene que ser bastante baja ya que vamos con botas de expedición y chamarra de pluma gorda y entra el aire hasta los huesos.

¡¡¡¡Joer con el invierno en la puna!!!

¡¡¡¡Joer con el invierno en la puna!!!

Vamos subiendo muy despacio ya que no se aprecia casi camino entre la pedrera y además el viento nos sopla de cara.

Intuyendo el camino en la pedrera por la noche.

Intuyendo el camino en la pedrera por la noche.

Van pasando las horas y casi no ganamos altura. El frío es muy intenso y cada uno por dentro va sufriendo los pinchazos en las manos; sobre todo yo, que hay momentos en que son tan fuertes que me da un subidón que hasta sudo.

Amanece que no es poco. ¡¡Bien!!

Amanece que no es poco. ¡¡Bien!!

Menos mal que el sol hace acto de presencia y apacigua un poco la sensación de frío.

¡¡Yeah!ª!, el sol es vida.

¡¡Yeah!ª!, el sol es vida.

Subimos por la arista de piedra hasta casi la entrada al cráter, pero cuanta más inclinación va cogiendo la ladera más incómodo se hace andar por la pedrera, así que nos vamos a ir hacia el nevero de la derecha y por él vamos a subir hasta el cráter.

¡¡Vamos vamos!!

¡¡Vamos vamos!!

Subiendo por nieve dura.

Subiendo por nieve dura.

La punta del fondo el Chañi 5.896m.

La punta del fondo, el Chañi 5.896m.

Una vez en el cráter vamos hasta el fondo que es donde está la cumbre principal.

La del fondo la verdadera cumbre del Volcán Quehuar 6.130m

La del fondo la verdadera cumbre del Volcán Quehuar 6.130m

Ya en el cráter subiendo por la nieve.

Ya en el cráter subiendo por la nieve. Al fondo el Cachi 6.300m.

Llegamos a la cumbre por una pala de nieve con pequeños penitentes. Como hablamos en una de las anteriores crónicas, en esta cumbre se encontraron dos momias, que fueron vendidas y que con el paso de los años se volvieron a recuperar y ahora se conservan en un museo.

A diez minutos de la cumbre.

A diez minutos de la cumbre.

La cumbre del Volcán Quehuar 6.130m

La cumbre del Volcán Quehuar 6.130m

En la cumbre se encuentra una cajita con la Virgen del Valle.

Un pingüino y una virgen negra, vaya sorpresa.

Un pingüino y una virgen negra, vaya sorpresa.

David, vaya cámara que tienes, nos ha sacado hasta "lindos"

David, vaya cámara que tienes, nos ha sacado hasta “lindos”

Gracias por la compañía que tuve en la cumbre del Quehuar.

Gracias por la compañía que tuve en la cumbre del Quehuar.

El viento no ha parado en toda la jornada, pero ahora en la cumbre como que se soporta mejor, y las risas, los abrazos y el paisaje espectacular que se contempla desde arriba, animan a aguantar casi una hora en la cumbre.

Aquí se encontró una de las momias. Cerro Azufre detrás.

Aquí se encontró una de las momias. Cerro Azufre detrás.

Las vistas desde aquí arriba son majestuosas, entre otros contemplamos el salado de Pocitos y también el Cerro Azufre con un espectacular contraste unos colores .

Cerro Azufre

Cerro Azufre

Es pronto y estando aquí a 6.200m empezamos a plantearnos que si bajamos rapidillo y desmontamos el campamento, igual eramos capaces de bajar hasta el pueblo de Santa Rosa de los Pastos Grandes.

Nos vamos para abajo.

Nos vamos para abajo.

La nieve esta bastante dura.

La nieve esta bastante dura.

Esta bajadita con los skissss Fiufiu

Esta bajadita con los skissss Fiufiu

Buscamos la bajada más directa por la nieve, que aunque está bastante dura, canteando con cuidado, se baja muy bien; presentándonos en el campamento en menos de un par de horas.

La bajada fue rapidísima.

La bajada fue rapidísima.

¡¡Ahora hace calorcito!!

¡¡Ahora hace calorcito!!

Ahí sigue la tienda en medio de la planicie.

Ahí sigue la tienda en medio de la planicie.

Sobre las 15:30 llegamos a la tienda. Decidimos desmontar y seguir bajando con la idea de dormir en una camita y cenar una carne de llama que nos habían dicho que nos prepararían a nuestra llegada.

Bajando para Santa Rosa.

Bajando para Santa Rosa.

Bajando por toda la quebrada.

Bajando por toda la quebrada.

Isa baja con las botas de expedición para no llevarlas a la espalda y pasar por las campas de la quebrada sin tanta preocupación de tener que mirar si hay agua o no.

David y yo bajamos en zapatillas y las botas a la espalda.

P1410706

Sabemos que desde la cumbre al pueblo hay 26km así que los vamos descontando metro a metro, pero las horas van pasando y el pueblo no quiere aparecer por ningún lado.

Ahí va nube blanca.

Ahí va nube blanca.

Al final, como en la bajada del Chañi, las horas y el peso van haciendo flaquear las piernas. ¡Te entren ganas de tirar la mochila!

La quebrada se hace larguísima… Todavía no hemos llegado a la zona donde dormimos el primer día… ¡¡Uf!!

Si le cojo me lo como.

Si le cojo me lo como.

Nos motivamos y animamos pensando en la rica cena que nos espera…¡Venga, un poco más!

Por fin llegamos al c1; recogemos un pequeño depósito que habíamos dejado y seguimos para abajo, saltando de planta en planta para no mojarnos. El ritmo que llevamos es bastante rápido pero la noche nos ha atrapado. Llevamos más de 13h andando hoy y las luces del pueblo no quieren aparecer.

salimos de noche y volvemos de noche.

Salimos de noche y volvemos de noche.

Mientras caminamos con los frontales mirándonos los pies, aparece una silueta en medio del camino.

– Mira ¡un alacrán! Le fotografiamos y seguimos camino al pueblo.

Llegamos agotados a la entrada del pueblo, pero aún tenemos que cruzar el riachuelo por el que nos había conducido la sanitaria sin ningún esfuerzo. A nosotros se nos complicó un poco; lo tuvimos que saltar varias veces e incluso David en los dos últimos saltos falló y zapatilla enterrada hasta el tobillo.

Después de 15h de marcha llegamos al pueblo. No hay un alma por la calle, pero al final nos decidimos a llamar a una puerta para preguntar y enseguida nos acompañan hasta la casa de la señora.

Nos dicen que se habían acordado de nosotros, pero que ya hoy no nos esperaban, pero que no nos preocupáramos que en un rato nos preparaban la habitación y la cena prometida.

No quisieron ni mirar a la foto. ¡¡Como comen estas dos pirañas de Burgos!!

No quisieron ni mirar a la foto.
¡¡Como comen estas dos pirañas de Burgos!!

Estuvimos super a gusto con la familia Morales, nos trataron de maravilla. Alquilan habitaciones y dan comidas. Además tienen una hija que ha estudiado cocina y nos preparó una carne de llama con rebozado de ajo, rellena de queso y jamon york, con patatas fritas para chuparse los dedos.

Al final terminamos de tertulia y nos dieron la 1 de la mañana; agotados pero felices de poder compartir bonitos ratos con la gente de este pueblo.

Un día muy largo y que no olvidaremos en mucho tiempo.

Buenas noches amigos, mañana más aventuras en la puna.

David, Isa y Rober

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inicio. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s