Oamaru y sus pingüinos azules

Suena el despertador un rato antes de que amanezca. Lo pusimos así para poder ir hasta la otra playa de la península de Otago para ver amanecer allí y ver salir a los pingüinos azules.

El amanecer no se puede describir con palabras; encima en esta zona de la península está la colonia de Albatros más grande del país. Al haber miles de aves, el ruido es estruendoso e impresiona mucho. Las aves te ven como un intruso y vuelan muy cerca de ti para echarte de la zona.

Un amanecer mas inolvidable

Un amanecer mas inolvidable

Los albatros impresionan tan cerca

Los albatros impresionan tan cerca

Amanecer en la colonia de albatros

Amanecer en la colonia de albatros

Intentamos buscar a los pingüinos azules, pero no conseguimos verlos. Después de estar allí más de una hora, decidimos seguir viaje.

Isa con los prismaticos buscando al pingüino azul

Isa con los prismaticos buscando al pingüino azul

Volvemos hasta Dunedin y seguimos carretera 1 hacia el norte, más concretamente a Oamaru.

Antes de llegar a Oamaru hicimos una parada en un pequeño pueblo pesquero, Moeraki. Estuvimos en un famoso restaurante viendo su original decoración interior; una pena que todavía es muy temprano como para comer.

Pueblo de Moeraki

Pueblo de Moeraki

Un restaurante con estilo propio

Un restaurante con estilo propio

El mar haciendo de las suyas al hierro

El mar haciendo de las suyas al hierro

Esperamos a que baje la marea dando un paseo por los alrededores, para luego ir a ver a la cercana playa unas piedras sagradas para los maorís, los Moerakis Boulders.

Unas formaciones unicas que son sagradas para los Maories

Unas formaciones unicas que son sagradas para los Maories

Los Moerakis

Los Moerakis

Son unas piedras redondas de gran tamaño que se encuentran cercanas a la orilla. Cuanto más baja esté la marea, más y mejor se ven. Estas formaciones de roca de sílice son milenarias.

Jugando con las formaciones de la  naturaleza

Jugando con las formaciones de la naturaleza

El día es plomizo pero con los Moerakis da una sensación de un lugar especial. Lo pasamos genial jugando entre ellos y nos ha dejado un buen recuerdo en nuestra memoria.

Saludos desde la palya delos Moerakis

Saludos desde la palya delos Moerakis

Me voy a llevar una para Bilbo

Me voy a llevar una para Bilbo

Seguimos viaje y llegamos a Oamaru. Nos instalamos en un backpacker pegado al Banco. (Si tenemos un rato por la noche haremos un agujero y nos meteremos en la caja fuerte…jajaja).

Miramos la meteo en internet y viene una ventana de cinco días de muy buen tiempo, así que nos planteamos aprovecharla para intentar escalar el Monte Cook.

Hoy vamos a aprovechar toda la tarde para ver este pequeño pueblo e ir a ver los pingüinos Azules, ya que aquí hay una gran colonia de estos animales.

Nos acercamos a la zona donde nos han dicho que se pueden ver pingüinos y vemos muy muy cerca algún pingüino de ojos amarillos, a menos de 3 metros. Están muy relajados, ya que como llueve la gente se ha marchado y estamos Isa y yo solos por esta zona. También se nota que llega la hora de la entrada para ver a los pingüinos azules.

Pingüino de ojo amarillo

Pingüino de ojo amarillo

A menos de 3 metros se puso tranquilamente

A menos de 3 metros se puso tranquilamente

Casi toda la gente se ha ido a ver a los pingüinos azules, previo pago de una entrada a un lugar privado por donde pasan los pingüinos cuando salen del mar y se esconden en una pequeña cantera abandonada. La entrada son unos 20E y dura 1hora pero hay multitud de personas. A nosotros nos apetecía más intentar verlos en su estado natural y con menos gente; así que estuvimos dando unas vueltas por la zona del puerto y vimos alguna señal que indicaba que podían pasar pingüinos.

Ya entrada la noche y cuando se había marchado mucha gente de la zona, empezaron a salir por la rampa del puerto pequeños grupos de pingüinos azules. Son muchísimo más pequeños que los de ojo amarillo; creo que es de los pingüinos más pequeños del mundo. Estuvimos más de una hora viéndoles moverse entre los coches aparcados y por la carretera, intentando llegar a la cantera donde estaban los demás.

Señal en la ciudad

Señal en la ciudad

Son los pingüinos mas pequeños

Son los pingüinos mas pequeños

Pingüinos Azules

Pingüinos Azules

De vuelta al hotel cenamos casi a las 12:00 de la noche. Ha sido otro día aprovechado al 100% aunque estamos muy cansados, así que caemos en la cama redondos.

Cenando un poco pescao con el arbol de Navidad detras

Cenando un poco pescao con el arbol de Navidad detras

Buenas nochessssss

Un saludo

Isayrober

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inicio. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s