Por el rio Vero

Hablando con nuestro amigo Diego, nos comenta que el fin de semana del 24 de agosto va a estar por Rodellar y Alquézar.

Como yo tengo un día de fiesta, decidimos Isa y yo ir para allí a pasar un fin de semana largo de tres días.

El jueves cuando nos vemos por la noche en el Kalandraka nos proponen hacer el descenso del rio Vero, que está muy bien para probar y disfrutar si nunca has hecho un descenso.

Isa si que ha descendido algún cañón por Guara (el Mascún Superior e inferior, el Gorgonchón, el Vero), pero yo no he estado en ninguno, así que los nervios afloran en mi estómago.

Croquis del rio Vero

Vamos a alquilar unos neoprenos esa misma noche, así el viernes podremos ir a la hora que nos apetezca.

Tramo que bajaremos

Madrugamos y salimos de Rodellar rumbo a Alquézar. Allí dejamos un coche y con el otro nos dirigimos a Colungo donde desayunamos y nos vamos hasta el parking de Argatin desde donde se comienza el descenso.

El día es precioso, sin viento, con sol y sin gente, ¡qué más se puede pedir!.

Entrando en el Vero

Nos ponemos el neopreno y arrancamos río abajo, Andrea, Mónica, Isa, Diego y yo. Para tres de nosotros es novedad y estamos tan emocionados, que en la primera oportunidad ya estamos saltando a la poza.

 

 

 

A primera hora se quedan los pies y los tobillos un poco fríos, pero según vamos avanzando se va notando mejoría.

Otra paradita

La primera zona es bastante cómoda, nos da el sol y vamos bastantes tramos andando. Después nos toca una zona muy entretenida, la 1ª zona de caos, donde el agua está más fría, ya que el lugar es bastente más cerrado.

 

 

 

 

 

Después de pasar esa zona paramos un ratito al sol para volver a coger un poco de calor y aprovechar para tomar un trago de agua.

Descendiendo por el Vero

Continuamos río abajo para pasar por la gran bóveda, en la que ha habido un fuerte desprendimiento y es una aventura ir entre el agua y las rocas; pronto llegaremos a la segunda zona de caos.

Descansando despues del kaos

 

 

 

 

 

 

 

Andrea y yo disfrutamos como enanos, riéndonos, saltando alguna poza.

El Vero

La verdad que el cañón es una maravilla, como ha podido el tiempo y el agua hacer esas formas y esas profundidades.

 

 

 

 

 

El descenso son 6km. El tercer caos es el que más nos cuesta ya que al bajar poco agua hay un par de zonas de toboganes que nos cuesta un poco destrepar.

Por el kaos

 

Laberinto del Vero

 

 

 

 

 

 

 

 

Disfrutando del Vero

Una vez pasada esta zona vamos andando hasta el puente Villacantal y de allí nos acercamos ya a la pasarela que hay cerca de la central.

 

Puente de Villacantal

 

Puente de Villacantal

 

 

 

Un grupo de amigos en el Vero

 

 

 

 

 

 

 

Por la pasarela de Alquezar

Nos ha costado sus horas pero hemos disfrutado de lo lindo.

 

Acabando el Vero

 

 

 

 

 

Regreso a Rodellar, a dejar los neoprenos y a cenar al Kalandraka.

Otro día más vivido intensamente rodeado de naturaleza y buenos amigos.

Un abrazo

Isa y Rober

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inicio. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Por el rio Vero

  1. Asi da gusto veros,haciendo actividades y disfrutando de los que mas os gusta!!!!saludos desde Burgos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s